El misterioso caso de los led que parpadean o se quedan encendidos

Muchos son los que nos preguntan a nosotros y a nuestros clientes de este suceso, algunos incluso alarmados pensando que han comprado equipos defectuosos, y nada más lejos de la realidad.

NOTA: Si no eres un profesional electricista, puede que sea una buena idea acudir a uno, antes de manipular la instalación. Ellos saben tratar la corriente adecuadamente, y nos ahorraremos algún susto.

Hemos detectado 5 causas probables que pueden producir este efecto:

  1. Los interruptores de nuestra instalación, cortan el neutro en vez de la fase, dejando la fase permanentemente conectada al LED y haciendo que éste se ilumine mínimamente. Antes del cambio, también había una pequeña corriente «de fuga» pero no llegaba a encender la antigua lámpara y no nos dábamos cuenta. La solución es cambiar los cables del interruptor para que corten al fase en vez del neutro.
  2. El neutro lleva tensión, puede ser motivado por varias causas y la solución pasa por conseguir una conductividad adecuada a la toma de tierra.
  3. Los interruptores tienen un piloto de señalización. Estos dispositivos, que nos ayudan a localizar los interruptores en la oscuridad, dejan pasar entre 10 y 20v hacia la bombilla, cosa que no supone un gasto apreciable, y que pasaba desapercibido, pero claro, ahora tenemos una iluminación tan eficiente, que este pequeño voltaje, hace que luzcan, aunque sea poco. La solución pasa por o bien eliminar el piloto, o bien, intercalar una resistencia de unos 220k que nos derive esa corriente y evite que pase por el LED.
  4. En las instalaciones de punto conmutado (las que tenemos en habitaciones o estancias con varios interruptores) cuentan con cables largos y muy próximos entre sí, y pueden actuar a modo de condensador, creando pequeñas cargas que encientan o hagan parpadear el LED. La solución más sencilla, pasa por la pequeña resistencia o el condensador de 0.47 uF /400v
  5. Aunque puede que sea la situación menos probable, no por eso debemos dejarla de lado, y es que pueden existir corrientes inducidas, que las generan los electrodomésticos grandes o la maquinara industrial, nuevamente solucionamos el tema con el condensador.

Como norma general, los productos que comercializa el Grupo CCS Iluminación, incorporan dispositivos que contrarrestan estos efectos, pero se dan casos, en que las tensiones se transmiten por la superficie de la obra, incluso por las placas de yeso o ladrillo, y que entran en contacto con los dispositivos LED a través de su superficie metálica o los disipadores, de forma que la lámpara no puede neutralizar esta tensión. La solución pasa por aislar totalmente la superficie metálica del equipo de la obra donde se sujeta, así evitaremos la conductividad.

¡Compartir es demostrar interés!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *